1 dic. 2013

Uso de las redes en nuestro entorno

Analizando las encuestas que hemos hecho en el curso, parece que el uso principal de Internet entre los alumnos es lúdico y utilizan las redes sociales para comunicarse con los amigos y compañeros. Muy pocos de ellos reconocen por iniciativa propia su uso para el estudio (sí para buscar información), aunque cuando se les pregunta directamente por ello sí que dicen usar la red (y las redes sociales) para estudiar.

El uso de Internet parece más extendido entre los familiares de los alumnos que entre los propios alumnos, y su uso es más diverso. El uso de redes sociales se queda por detrás, aunque su principal uso es para comunicarse y estar conectado con las amistades. Aunque algo más de  la mitad no usa Internet para comunicarse con el centro educativo, a una tercera parte de éstos les gustaría que la opción estuviera disponible.

El uso de Internet es mayoritario entre los profesores, y la mayor parte de ellos dice utilizar la red para buscar información y preparar su trabajo, y un 20% para formarse. Las 3/4 partes utiliza redes sociales habitualmente, aunque su uso se decanta principalmente hacia el ocio y la comunicación personal. Sí que se ve un interés por utilizarlas para comunicarse con los alumnos y las familias, aunque más de un tercio ni se lo plantea.

Los principales datos que podemos obtener de estas y otras encuestas son el uso casi universal de Internet y el aumento cada vez mayor de su uso desde dispositivos móviles.

Podemos ver como cada vez hay más dispositivos conectados y cada vez se usan más, lo que produce nuevos usos. Ya se superó la supremacía del PC de sobremesa y se ha sustituido por el uso masivo de los portátiles y las tablets, que ya son más del 60% de las “pantallas grandes” domésticas. Aparecen nuevos usos como la “doble pantalla” al ver la televisión y el uso masivo de las redes sociales (más de un 75%) principalmente para el ocio y la comunicación. Ya empieza a ser raro el programa en directo de televisión o Radio que no utiliza twitter o facebook para la participación de los espectadores y esta comunicación suele aparecer de una forma más o menos interactiva en el programa.

El uso de las redes sociales se impone entre los alumnos y sus familias, aunque con un carácter principalmente orientado al ocio y a la comunicación personal, tanto para lo bueno como para lo malo. Ya hemos tenido en casi todos nuestros centros casos de “CiberBulling” y vamos sobrellevándolos y actuando como mejor podemos (y sabemos).

Depende de nosotros el buscar una utilidad educativa a estas redes o, al menos, dar una utilidad de comunicación para la comunidad educativa que vaya algo más allá que la anécdota y la publicación de algunas fotografías de nuestras actividades. Para ello tendremos que superar dos escalones: el aprendizaje en profundidad de las plataformas de las redes sociales (su uso y sus posibilidades) y el empezar a utilizarlas y a considerarlas como herramientas de trabajo y no sólo como medios de ocio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario