30 oct. 2013

Identidad digital del docente

Llamamos “identidad digital” al conjunto de características que nos identifican en Internet. Realmente podemos hablar que en nuestra identidad digital se incluye todo lo que nosotros hacemos (y hemos hecho alguna vez) en Internet. A la hora de ir desarrollando nuestra identidad deberíamos pensar en nuestra reputación digital, que iremos formando a partir de nuestras acciones en la red.

Como “docentes conectados” debemos comprender que nuestra actividad irá generando un rastro del que no siempre es fácil controlar su difusión ni borrar cuando deja de ser útil. Una colección de problemas, unos apuntes, un examen resuelto puede ser muy difícil de encontrar por nuestros alumnos cuando nosotros queramos usarlo y casi imposible de eliminar de la red si decidimos que han dejado de ser útiles.

Debemos recordar siempre que la red no olvida, almacena y descontextualiza toda nuestra actividad. Casi cualquier cosa que publiquemos, comentemos, fotografiemos o en la que participemos quedará para siempre en la red, para lo bueno y para lo malo. Sólo hay que “googlearse” un poco para ver hasta qué punto esto es real.
(Por ejemplo acabo de encontrar, buscando por mi nombre, artículos que escribí en el año 2001, una reseña de un juego que publicamos en el año 1994, la aceptación de un curso de cocina para este invierno, pero ni rastro de mi tesina leída en 1993)

Probablemente queramos mantener nuestra privacidad y separar nuestra labor profesional de la personal, y los profesores, sobre todo los más jóvenes o los que trabajan con adolescentes, son muy conscientes de esto. A casi todos nos molesta que nos aborden cuando estamos 'fuera de servicio' o incluso que se conozcan detalles de nuestra vida privada (actividades, dirección , teléfono, etc) y esto tendremos que tenerlo mucho más en cuenta según vayamos actuando en la red.

Ya dependerá de nosotros (aunque no exclusivamente) controlar hasta dónde queremos construir nuestra identidad digital y ver si nos resulta interesante (o posible) la separación público/privada de nuestra identidad digital.

Por mi parte intento mantener separados mis perfiles público y privado en la red, usando dos “identidades” distintas; aún así es imposible hacerlo de una forma completa ya que una parte de nuestra identidad será construida por nuestros conocidos en las redes sociales y, probablemente, sea accesible a nuestros alumnos.




Algunos enlaces para comprender mejor la gestión de la identidad digital:

29 oct. 2013

Redes en Secundaria

¿Cuál es la utilidad de las redes sociales en Educación Secundaria?
¿Podemos usarlas en clase? ¿Es sólo una moda más? ¿son necesarias? ¿son una pérdida de tiempo?

Desde el momento que los alumnos (y sus padres) las utilizan permanentemente, nuestro deber como docentes debe ser integrarlas en nuestros procesos y utilizarlas, pero ¿cómo lo hacemos?

Usando twitter con los alumnos
Poco a poco. Buscándoles utilidad, viendo lo que podemos hacer en ellas y lo que queremos hacer con ellas. Hay que ver qué procedimientos usamos que se puedan 'actualizar' a las redes sociales.

Un ejemplo: usemos twitter para las notificaciones de la clase: los ejercicios para casa, las fechas de los exámenes, los trabajos a entregar y sus fechas de entrega. Es un pequeño paso: lo podemos usar desde nuestro teléfono aunque sea sólo como un 'bloc de notas' al que pueden acceder nuestros alumnos (y para que no se nos olviden las cosas)